lunes, 2 de marzo de 2015

Almendras o nueces cantonesas



Qué tentación os traigo hoy !!!

No voy a ser yo sola la que sume algún kilillo de mas, no, no, noooo, hay que ser solidarias con las amig@s …. 

Al final , estoy segura que hasta  me estaréis agradecidas porque son un capricho dulceril exquisito.

Son calóricas – me diréis- pues síiiiiiii, no nos
 vamos a engañar, pero hoy te comes una, mañana otra y así poquito a poco  tu cuerpo serrano ni lo notará………claro está , si puedes resistirte a sus encantos y no te comes una detrás de otra, como hago yo :))





La receta en sí la vi hace tiempo por varios blogs hecha siempre con  nueces, pero ante el excedente de almendras que tengo, decidí probar y el resultado igualmente es exquisito.






Tanto éstas como las nueces se han convertido en un fondo de armario,  tanto para picotear como aperitivo o  también para re-utilizarlas en la elaboración de otros postres , les dan un toque especial.





 Ingredientes :

200 g. de almendras o nueces
200 g. de azúcar
100 ml de agua
Aceite de girasol 






Elaboración :

En un colador lavaremos muy bien los frutos secos a utilizar.

El agua y azúcar lo ponemos en una cazuela a cocer hasta que éste se diluya.

En este momento agregamos las almendras o nueces y dejamos cocer a fuego muy suave durante ocho o diez minutos .

Tendremos preparado un papel de horno en la mesa o superficie de trabajo y las depositamos en él , extendiéndolas rápidamente pues tienden a juntarse . Dejamos que se enfríen.

Ponemos  aceite de girasol abundante a calentar en una sartén pequeña o cazo hasta que esté bien caliente y en ese punto incorporamos las almendras o nueces con sumo cuidado y removiendo constantemente con una espátula de palo , para que no se arrebaten y se quemen , ya que con el almíbar es más fácil que ocurra.

 Retiramos cuando estén , que será enseguida, uno o dos minutos .

Las depositamos sobre una fuente con papel de horno, dejamos enfriar por completo y entonces con papel absorbente les retiramos el exceso de grasa que puedan tener.

Las conservamos en un frasco o caja con un buen cierre . ( Yo las guardo en un bote de los de hacer el vacío).




Y este fue nuestro postre de ayer, unos higos en almíbar de los que preparé en setiembre, rellenos de una mezcla de leche condensada con queso fresco y coronados por unas nueces y almendras cantonesas ( cada cual le puso el fruto que mas le gustaba ) ………Un postre sencillo pero os aseguro que delicioso.

lunes, 23 de febrero de 2015

Crema de champiñones

Después de los excesos de las comidas de días atrás con motivo de los carnavales , toca bajar el ritmo y nada mejor que una crema sencilla y deliciosa de champiñones para reconfortar el cuerpo  y volver a ponernos en marcha……… 




Ingredientes :

Un puerro (la parte blanca)
250 g de champiñones
Una patata grande
Sal y pimienta
Aceite de oliva virgen
Un chorrito de vino Albariño
4 cdas de salsa de tomate casera
Caldo de verduras o agua
Picatostes y parmesano

Elaboración :

Limpiamos y cortamos el puerro en trocitos asi como los champiñones.
Pelamos la patata , lavamos y partimos en trozos.
Ponemos a calentar la cazuela con tres o cuatro cucharadas de aceite de oliva virgen.
Primeramente pochamos el puerro con los champiñones, luego agregamos las patatas y dejamos que se hagan un poco .Salpimentamos.
Añadimos el tomate y el vino y dejamos reducir. Por último cubrimos con el caldo o agua y dejamos cocer hasta que todo esté en su punto.
Finalmente trituramos , rectificamos de sal si hiciera falta y si nos gusta fina pasamos la crema por el chino.
Acompañamos con unos picatostes y unas lascas de parmesano.



lunes, 16 de febrero de 2015

Rosquillas de limón con cobertura de chocolate

Como me gustan las rosquillas en todas sus variedades  : de limón, de naranja, de nata, de almendra ,etc………Me encanta degustarlas con  un cafetín o chocolate a media tarde y sobre todo si esa tarde es lluviosa como la de  ayer , se confabulan todas las circunstancias afines para entrar en la cocina, amasar , hornear o freír y en poco tiempo , disfrutar de un caprichín con el que mimar nuestro body……. Si a eso le sumamos que estamos en Antroxu y en estas fechas no pueden faltar , pues no queda otra que rosquillear jaja….




Notas :

*Si sois muy golosos, no quedan muy azucaradas, asi que podéis añadirle algo mas si os apetece.
Con estas cantidades salen bastantes, aproximadamente unas sesenta . En una lata con un buen cierre,  se conservan perfectamente.
Aunque en esta ocasión las hice fritas, igualmente se pueden hornear y evitarnos calorias de mas ;)




Ingredientes :

260 ml de leche
3 huevos
1 cdita de esencia de limón
Ralladura de medio limón
150 g de mantequilla derretida
2 cditas de levadura química (tipo Royal)
125 g de azúcar *
1 pizca de sal
Harina (la que admita, me llevó mas o menos 800 g)
Chocolate de cobertura
Aceite de oliva o de girasol para freírlas


Elaboración :

Batimos los huevos, bien a mano como con el robot de cocina. Agregamos la mantequilla derretida y el azúcar mas el pellizco de sal hasta que esté cremoso. A continuación,  la leche, la esencia de limón y la ralladura.
Por último, incorporamos la levadura y vamos echando la harina , poco a poco, hasta que consigamos una masa moldeable pero tirando a blanda . Ya sabéis que no todas las harinas son iguales, asi que puede llevar mas o menos cantidad, pero no ponerle excesiva cantidad porque sino luego las rosquillas nos quedarían resecas .

  
  

Una vez conseguida la masa, vamos formándolas y fríendo en aceite de oliva caliente, pero no en exceso, para que se hagan bien por dentro , dando vueltas constantemente para que no se nos arrebaten y hasta que adquieran un tono dorado.


Las vamos pasando a una fuente con papel absorvente para que escurra bien el exceso de grasa y las bañamos en chocolate de cobertura que derretiremos en el microondas o al baño maria. 




 Otra opción, si no queréis ponerle el chocolate, es espolvorearlas con azúcar glas , pero con chocolate son exquisitas y también adictivas ;)